sábado, enero 26, 2008

PROYECTO DE HUERTA COMUNITARIA Y REFUGIO ANIMAL


Será un espacio para la construcción de relaciones de igualdad social, de género, étnicas y laborales. Donde relacionarnos a partir de valores diferentes a los de la cultura imperante, que nos permita acercarnos - producirnos como seres libres, escapar del falso progreso que se nos propone e impone. Apostamos a crear una cultura de paz de manera colectiva y libre; intercambiar-difundir (des) información y (des) conocimiento; compartir recursos y capacidades; modificar hábitos de consumo, tomar conciencia del daño al planeta y seres sintientes, desarrollar construcciones naturales, emprendimientos familiares y/o comunitarios autogestionados, partiendo del principio de equidad, de no explotación de personas ni animales, ni del ambiente en beneficio del presente. 

DIFUNDAN ESTE PROYECTO:

Podes seguirlo en: https://www.facebook.com/granjavegetariana y podrás estar informado/a de las últimas noticias sobre el proyecto de Granja Vegetariana para Reverenciar la Vida. Marca en "recibir notificaciones" y así no te perderás ninguna de nuestras publicaciones!

Visita el grupo: https://www.facebook.com/groups/granjavegetariana e invita a amigos a que indiquen que les gusta la página. Para jornadas en la vía pública, escríbenos a: veganauta@gmail.com

Saludos, Gabriel



GANDHI Y LA VACA, Por Mahatma Gandhi
El Vegetariano Solidario, Año 1, Número 12, 2003

El hecho central del hinduismo es la protección a la vaca. Para mí la protección a la vaca es uno de los fenómenos más maravillosos en la evolución humana. Eso conduce al ser humano más allá de su especie. La vaca representa todo el mundo subhumano. Mediante la vaca el hombre se da cuenta de su identidad con todo lo viviente. Por qué la vaca fue elegida para su apoteosis es obvio para mí. En India la vaca era la mejor compañera. Ella era la dadora de plenitud. No solamente da leche; también hace posible la agricultura.

La protección a la vaca es el don del hinduismo al mundo. Y el hinduismo vivirá tanto como los hindúes protejan a la vaca. Los hindúes no serán juzgados por sus marcas en la frente ni por el canto correcto de los mantras, ni por sus peregrinaciones ni por su escrupulosa observancia de las reglas de casta, sino por su capacidad de proteger a la vaca.

Yo no mataría a un ser humano para proteger a una vaca, como no mataría una vaca para salvar una vida humana, siempre tan preciosa. Mi religión me enseña que por medio de mi conducta personal debo infundir en la mentes de quienes puedan tener puntos de vista distintos la convicción de que asesinar a una vaca es un pecado y por ello debe ser abandonado. Mi ambición es nada menos que ver establecido el principio de la protección a la vaca en todo el mundo.

Para mí la protección a la vaca no es sólo proteger a la vaca; significa proteger todo lo que vive y es indefenso y débil en el mundo.

La vaca es un poema de piedad. Atribuimos piedad al animal dócil. Ella es la madre para millones de seres humanos nacidos en la India. Proteger a la vaca significa proteger a toda la creación muda de Dios. El antiguo vidente, cualquiera que haya sido, comienza con la vaca. La súplica del orden inferior de la creación es más forzosa a causa de su carencia de palabra. La vaca es el tipo más puro de vida subhumana. Ella suplica a nombre de todas las especies subhumanas en busca de justicia por parte de las manos del hombre, el primero entre los seres vivientes. Ella parece decirnos con sus ojos: “Tú no has sido designado sobre nosotros para matarnos y comer nuestra carne o maltratarnos, sino para ser nuestro amigo y guardián”. Yo las venero y defenderé su veneración contra el mundo entero.

El lector observará que detrás de los requerimientos anteriores descansa una sola cosa y que ésta es ahimsa (no violencia), conocida también como compasión universal. Si ésta es comprendida, todo lo demás llega fácilmente. Donde hay ahimsa, existe paciencia infinita, calma interna, discriminación, autosacrificio y verdadero conocimiento.



2 comentarios:

Haphé dijo...

Hola...
Me parece muy interesante el Blog que ha creado, con mucho esfuerzo, información muy valiosa, argumentos verídicos... y por supuesto...
Mucho amor a los animales, a quienes lo merecen.
Ojalá la gente se diera cuenta de todas las barbaridades que cometemos a diaro con estos indefensos seres, que no por ser diferentes físicamente a nosotros, los "humanos" ( que no dejamos de ser animales, otra especie más entre millones), dejan de sentir dolor. Y que son capaces de demostrar amor.
Ojalá viera el hombre desde afuera y desde un punto de vista sensible a lo que hemos llegado, las máquinas que creamos para nuestra destrucción, para acabar con la Vida.
No hay mirada más limpia que la de un animal.
Espero podamos estar en contacto, y le invito a que de una hojeada a mi humilde Blog http://haphephobeo.blogspot.com/
Bueno, me despido...
Saludos... buena vibra...

Anónimo dijo...

Muy satisfecho con esta pagina que muestra no solo esfuerzo, deseo de llevar salud y amor a todos, sino sobre todo a elevar el nivel de la conciencia humana, sumergida en la cultura de la muerte.
Defender la vida pareciera ser una tarèa natural y simple y lamentablemente no lo es por la cultura de la muerte que impera en nuestro derredor. Un paìs cuyos habitantes llevan a su boca casi 100 kilos de carne al año no muestra a las claras un deterioro no solo en salud ( cancer de colon, calculos biliares, infaror de miocardio, Acc. Cer. Vasculares, estres, etc.) Pero sobre todo : un "pesado" Karma. Cada vez que comes un pedazo de carne comes el dolor y sufrimiento de un ser que no se querìa morir y ese dolor pasarà a tì en forma de enfermedad y sufrimientos, a lo que se agrega que tendràs que pagar por cada pelo o escama de ese ser al que impediste su evoluciòn.Parece complicado?.No lo es!. Lo que siembras cosechas, solo que va màs allà del tiempo que te toca vivir con ese traje ( cuerpo) que llevas puesto. Indaga, indaga mi querido amigo.
Gracias.
Juan Carlos de tucuman